SE ACABA “LUNA DE MIEL” A LOS GOBERNANTES


Han transcurrido los primeros 100 días de los nuevos gobiernos y la “luna de miel” con el pueblo está por culminar, sobretodo para la flamante Gobernadora del Gobierno Regional de Arequipa, quien al parecer hasta el momento no despierta de su sueño de princesa y empieza  a pisar tierra firme.
La participación en actos protocolares siguen siendo su principal ocupación, mientras las lluvias y el proyecto Tía  María ya se han encargado de poner en evidencia las falencias del gobierno regional heredado; por tanto, la población que confió en la juventud e inocencia política de Yamila, poco a poco va expresando su decepción por su inoperancia.
En la comuna provincial la realidad es igual de desalentadora,  aun cuando se trata de la segunda gestión de Alfredo Zegarra, a quien experiencia y madurez no le debería  faltar, pero su afán por hacerse el mártir lo pone cada vez más en ridículo. Primero que la DINI lo investigó, luego que rechaza el aumento de sueldo, cuando meses antes ya preparó el terreno incrementando los haberes de trabajadores y funcionarios;en vez de bufonadas, debería abocarse a las obras anunciadas para este año, en que Arequipa será sede del Congreso Mundial de Ciudades Patrimonio.
En los distritos, las cosas son parecidas y al parecer como casi siempre ocurre todavía las autoridades están en periodo de aprendizaje y reconocimiento de su realidad; la mayoría en estos primeros meses ejecutó convocatorias de personal CAS y de confianza, supuestamente para reforzar sus cuadros de personal y garantizar una buena gestión aunque el fin real es pagar favores políticos.De cualquier modo deben darse prisa y trabajar porque a la población se le acaba la paciencia y en breve comenzarán las críticas de todos lados.
En tanto, los consejeros y regidores todavía no toman conciencia  que su rol principal, es legislar y fiscalizar, la mayoría prefiere seguir su papel de tonto útil, aprobar todo lo que la autoridad propone, pues así se ganan alguito.
Tampoco, la ley electoral que fomenta la inclusión de jóvenes y mujeres en los gobiernos para renovar los cuadros democráticos está dando buenos resultados, pues los inventores de la norma no contaron con que los cabezas de listas siempre buscarán rodearse de gente sumisa para gobernar a su libre albedrío.

Revertir lo dicho requiere modificaciones en las normas pero principalmente de un consciente y persistente control ciudadano, a quienes gobiernan en nuestro nombre;pues su sueldo y/o dietas provienen de nuestros aportes tributarios. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

“MENELIK” EL GLADIADOR INVENCIBLE