250 AÑOS DEL COLEGIO MERCEDARIO SAN PEDRO PASCUAL DE AREQUIPA




El Colegio Mercedario San Pedro Pascual, fundado en 1765 por los sacerdotes mercedarios con la denominación inicial de Inmaculada Concepción, cumple en el presente año 250 años de existencia, durante los cuales vivió varias etapas y educó a miles de arequipeños, muchos de los cuales trascendieron en la historia peruana e internacional. Hoy es el segundo plantel más antiguo de Arequipa, después del Colegio San Jerónimo (fundado en 1622 como Seminario) y  que, a diferencia de otras instituciones educativas longevas, desde su creación sigue funcionando en el mismo lugar, es decir, en la calle La Merced Nº 313. 

La Orden Mercedaria fue fundada en la ciudad de Barcelona, España, el 10 de agosto de 1218, por San Pedro Nolasco,  con la presencia  del obispo de la ciudad don Berenguer de Palau y asistencia del rey Jaime I de Aragón, apodado El Conquistador.
Varios siglos después los mercedarios llegaron  al Perú con los conquistadores Francisco Pizarro y a instancias del Padre Miguel de Orenes, fundaron la primera ciudad hispano peruana con el nombre de San Miguel de Piura.
Los mercedarios tienen presencia en Lima desde los primeros tiempos de la conquista y construyeron su templo a pocas cuadras  de la Plaza de Armas, y desde luego bajo la advocación  de nuestra Señora  de la Merced, que sería  declarada Patrona de  las Armas Nacionales en la República.

COMO NACE EL COLEGIO DE AREQUIPA
En 1765 el Padre Pedro Pacheco de la Cuba dispuso la fundación de un colegio mercedario con el nombre  de la Inmaculada Concepción en la ciudad  de Arequipa, en un solar vecino al convento  y se nombra  como primer director al Padre Pedro de la Sotta.
Según consta en el registro de dicho plantel, el 19 de julio de 1765  el Capítulo Provincial de la Provincia Mercedaria del Cusco, reunido en la ciudad de Arequipa, acordó aprobar la fundación del colegio de La Merced de la Inmaculada Concepción en la ciudad de Arequipa aprobando sus constituciones y nombrando a sus autoridades. También el mismo Capítulo agradece al Padre Provincial Pedro Pacheco de la Cuba, a cuyo celo y amor a la provincia se debe la fundación de este colegio y tributa las debidas gracias por el beneficio de haber construido el expresado colegio.
Dado el gran impulso que dieron a su colegio los mercedarios, este plantel  rápidamente  se hizo de prestigio por la calidad de sus docentes; así, en 1820, las matemáticas  superiores eran enseñadas por los catedráticos: Mariano Rivera y Juan Gualberto Valdivia, conocido como el Deán Valdivia (quien años después fue uno de los impulsores del Colegio Nacional de la independencia Americana). También en este plantel  se dictó por primera vez el curso de Mineralogía Química.

SUS AULAS CONVERTIDAS EN CUARTEL
Debemos indicar, que producto de la campaña libertaria, en 1825, el CMIC se convirtió  en cuartel para albergar a las tropas nacionales, que al no tener un fortín ocuparon  el convento y el colegio, por lo que los religiosos y alumnos se vieron obligados a salir, a pesar de la protesta de los padres y de la sociedad de ese entonces; por tanto  se suspendieron  las actividades académicas  hasta  1832, en que fueron reiniciadas  por el Padre Lucas Barranco  con el apoyo  de otros religiosos como: Domingo López del Castillo, Mariano Rivera, Bernabé Licumberri,  fundadores y miembros de la reconocida academia Lauretana, institución precursora del Colegio de Abogados de Arequipa, orden profesional más antigua de la Ciudad Blanca.
Desde 1832 a 1869 funciono ininterrumpidamente, impartiendo disciplinas de la enseñanza superior; como alumnos de este colegio en este periodo pueden señalarse los señores Ladislao Butrón, Isauro Stambury, Manuel Centeno Corrales y otros.
Llegando el periodo de la Emancipación los que egresaron intervienen en la organización de la República; así podemos citar a Hipólito Unanue, el Arzobispo José Sebastián de Goyeneche, el Deán Juan Gualberto Valdivia, el obispo José Lucas Barranco, entre otros.
Cabe indicar, que hasta casi fines del Siglo XIX el Colegio de los mercedarios sólo impartía formación primaria  y del nivel superior, pero esta sólo era  para  los miembros de la comunidad religiosa tal como ocurría en otros centros de formación de la Iglesia de aquellos tiempos; algunos de los cuales fueron cerrados  por la supuesta invasión de ideas liberales, como fue el caso del Colegio de los Jesuitas y del Colegio San Pablo de los Dominicos.
Así pues, a partir de 1870 el citado colegio cambia de nombre, denominándose Colegio Mercedario  San Pedro Pascual,  y para entonces ya era un centro formador de prestigio en la historia de Arequipa, ya que en él se dictaban asignaturas  de enseñanza superior, como se hacía también en las universidades  de San Marcos de Lima o San Antonio Abad del Cusco; necesitando sus alumnos únicamente dar el examen de grado en dichas universidades o en Chuquisaca (Alto Perú), para obtener un título profesional.
Fue el Comendador de la Orden Mercedaria, Calixto Arenas, quien en mayo de 1898 pidió y obtuvo  la autorización del gobierno peruano  para hacer funcionar  la educación secundaria,  además del nivel primario. Por lo que se calcula que alrededor de 110 promociones  de egresados recibieron formación primaria y secundaria en el CMSPP.
Además desde hace más de 20 años también cuenta con el nivel Inicial y se convirtió en mixto dejando de ser  un colegio exclusivo para varones. Cuenta a la fecha con cerca de un millar de alumnos repartidos en los tres niveles de educación Básica Regular, su actual director es el R.P. Fr. Francisco Qquenta H.O.M.

TIENE EXALUMNOS DE GRAN PRESTIGIO
Del Colegio Mercedario San Pedro Pascual egresaron conocidos personajes nacionales como: Hipólito Unanue, José Sebastián de Goyeneche, el Deán Valdivia, el obispo José Lucas Barranco, el matemático y astrónomo Hipólito Sánchez Trujillo, el escritor y tradicionalista Mariano Ambrosio Cateriano, el Obispo Lorenzo Ballón, el historiador Víctor M. Barriga y el precursor de los viajes  espaciales Pedro Paulet Mostajo.
También se formaron en las aulas mercedarias: Víctor Andrés Belaúnde y el gran poeta Alberto Hidalgo, así como los sacerdotes: Víctor N. Barrios, Juan Marcial Tejada Manrique, el ex alcalde de Miraflores y Congresista de la República, Arturo Valderrama Chávez, y muchos ciudadanos arequipeños que destacan en diferentes campos del saber humano.
Pero los mercedarios no sólo destacaron en las ciencias y en las artes, también lo hicieron en el deporte, especialmente en los años 70 del siglo pasado en que se hicieron del campeonato escolar de baloncesto; y en el fútbol, en los últimos años también dieron que hablar.

UNIFORMES DE LOS MERCEDARIOS
Como en todas las instituciones educativas de muchos años de existencia, los alumnos del Colegio Mercedario San Pedro Pascual a lo largo de su historia, han vestido diversos  uniformes de acuerdo a la época y moda; así las fotos más antiguas en blanco y negro que datan de fines del siglo XIX, nos muestran imágenes  de estudiantes mercedarios  vistiendo chaquetas tipo militar con pantalones de montar y botas caña alta; posteriormente, la vestimenta  estuvo compuesta por traje o terno formal con corbatín; a mediados del siglo XX, los pascualinos se lucieron en desfiles con uniformes de color caqui, camisa y pantalón tipo militar con escarpines y hasta casco, al igual que varios colegios de varones, en donde se impartía instrucción pre militar.
Posteriormente, con la reforma educativa que impuso el Presidente de facto, Juan Velasco Alvarado,  todos los colegios, inclusos los religiosos como el CMSPP, se vieron obligados a vestir el uniforme único consistente en pantalón y chompa de color plomo oscuro con camisa blanca, el cual se mantuvo hasta la década de los 80s.
En tanto que en los 90s, la mayoría de los colegios adoptaron diferentes uniformes retomando los colores que los caracterizaron en años pasados, así, los mercedarios  vistieron: camisa blanca pantalón azul y chompa azul con líneas amarillas y rojas en los puños y cuello; luego cambiaron la chompa por una casaca roja con la inscripción de “La Merced” en la espalda  además del escudo mercedario en el lado izquierdo del pecho. Unos años después, cambiaron la casaca roja por una chompa del mismo color con líneas blancas en los bordes.
En el 2007, el director de ese entonces el RP Pablo Chicata OM, cambia nuevamente el uniforme, consistiendo a partir de entonces de pantalón plomo claro, camisa blanca y blazer y corbata guinda; tres años después por comodidad se cambia el saco por la chompa cuello “V” de color guinda. Y en el presente año, esta prenda fue cambiada por un chaleco del mismo color con líneas amarillas en los bordes, la corbata es ploma  y se agrega una casaca de tela guinda. En tanto, que la escolta, escoltín y banda, lucen pantalón o falda (para el caso de las mujeres) de color azul, camisa blanca y blazer rojo con quepí azul.
En cuanto a la ropa deportiva desde comienzos del siglo XX fue esencialmente blanca (polo y pantaloncillo); luego las evidencias gráficas muestra a los alumnos con buzo de algodón azul y polo blanco; y a partir de 1990 usan buzo, polo y short en los que predominan los colores blanco y rojo con la adición de líneas amarillas.

POR QUÉ SE DENOMINA SAN PEDRO PASCUAL
En el mundo existen muchos colegios mercedarios llamados San Pedro Pascual los más antiguos se ubican en Valencia (España), Buenos Aires (Argentina), Arequipa (Perú) y otros lugares.
Al parecer los mercedarios mistianos optaron por denominar a su Colegio San Pedro Pascual por la obra sacerdotal de este santo, que en esta fecha vale recordar.
San Pedro Pascual O.M., obispo mercedario de Jaén y mártir, nació en Valencia  el 6 de diciembre de 1227. Sus padres, mozárabes valencianos lo llamaron Pedro en honor a San Pedro Nolasco, al que se encomendaron para poder concebirlo, pues eran estériles.
Sus estudios eclesiásticos los terminó en París donde fue ordenado sacerdote en 1249. Fue compañero de estudios de San Buenaventura y de Santo Tomás de Aquino.
Murió decapitado en Granada el 6 de diciembre del año 1300. Es el patrono de los estudiantes de la Orden de la Merced. Sus restos descansan en el altar mayor de la Catedral de Baeza.
A San Pedro Pascual se le atribuye la llamada "Biblia Parva" un compendio de su obra doctrinal y teológica, que adquirió gran difusión en los siglos posteriores. Se trata de un compendio expositivo de doctrina cristiana para  instruir a los cristianos cautivos en Granada y salvarlos de la apostasía o renuncia a su fé. 
 
SU ANIVERSARIO ES IMPRECISO
El CMSPP debería celebrar su aniversario el 19 de julio fecha, en que la Provincia Mercedaria aprobó su creación, tampoco se festeja el 8 de diciembre, cuando el calendario católico recuerda la Inmaculada Concepción ni el 6 de diciembre en que se recuerda el natalicio y muerte de San Pedro Pascual. Sino  que hasta el año pasado el plantel mercedario celebraba su cumpleaños el 23 de octubre, probablemente en recuerdo a la fecha en que empezó a funcionar. Sin embargo, en el presente año la comunidad educativa realizó los actos centrales por los 250 años, el 11 de setiembre último, debido a que en octubre la mayoría  docentes mercedarios deben concurrir a un encuentro nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“MENELIK” EL GLADIADOR INVENCIBLE