AREQUIPA POR UN TRANSPORTE A1

A causa del paro del transporte urbano la población que habita la segunda ciudad del Perú se encuentra a favor de la modernización del servicio público de pasajeros y en contra de los que defienden el trabajo de los empresarios del transporte así como en desacuerdo con el tránsito libre porque afecta la economía de los bolsillos de las mayorías.
Esto se deduce de las opiniones vertidas por los ciudadanos durante los últimos días a través de los medios de comunicación, especialmente radiales. Buena cantidad de gente aplaude la determinación de la Comuna Provincial de sacar de circulación a las lanchas y combis con más de 25 años de antigüedad; los transportistas intransigentes no ceden y exigen una ampliación de los permisos de operación; aunque a estas horas esperamos hayan perdido “soga y cabra”, ojalá.
No cabe duda, que el problema no es muy sencillo de resolver, pero tienen salidas respetando las normas y por sobretodo para favorecer a las mayorías que somos los usuarios y tenemos derecho a respirar un aire más puro y viajar como personas. En esto mucho ayudarían los congresistas por Arequipa, si exigieran al Ejecutivo ordenar a las empresas petroleras producir e importar combustible con menos plomo y otros metales. Pero esto es pedir “Peras al olmo”
Una salida viable es que la Municipalidad Provincial ponga de inmediato en operación la Planta de Revisiones Técnicas para que todos los vehículos del servicio público sean examinados (lamentablemente esto no fue previsto por la Autoridad), y los que estén en optimas condiciones, es decir, tengan menos de 25 años de existencia, no expidan humo más allá de lo permisible, tengan la carrocería y los asientos con las dimensiones reglamentarias, puedan circular de inmediato con permisos renovables cada año siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos.
Mientras que los carros con más de 25 años deben ser de todas maneras sustituidos por nuevos y a gas, porque ya cumplieron su vida útil y repararlos para que estén estándar no ya no vale la pena, es decir, esas chatarras no pasan, en ninguna parte del mundo, entiéndanlo transportistas.
Como premio al esfuerzo, los usuarios podríamos pagar 0.10 céntimos más por el pasaje pero sólo en las unidades nuevas, para que no digan que no somos conscientes ni entendemos la realidad de los sufridos transportistas que no ganan lo suficiente para renovar su flota. Es más hasta podríamos dar una propinita al conductor y cobrador que demuestre buen trato.
Además existen créditos vía COFIDE que a través de la Caja Municipal de Arequipa pueden obtener y ser amortizados con el consumo del combustible, que por si fuera poco, en febrero debe bajar ostensiblemente. Más facilidades no pueden exigir ya los transportistas.
Por nuestra parte, los pasajeros debemos parar la mano y no subir a los vehículos que con la licencia del Tránsito Libre nos están quitando nuestro poco dinero. Paguemos sólo lo justo por el traslado a nuestro destino, no demos de ganar más a transportistas que nos llevan como si fuéramos carga o ganado.
Esperamos que la Autoridad no haya dado su brazo a torcer, más aún ahora que gracias a la Ordenanza 574 ha logrado subir en la aceptación de la población mistiana, cosa que no ocurría ni con la ejecución de obras por aquí y acuyá ni con el slogan insólito de “Estamos recuperando el tiempo perdido”.
Los arequipeños debemos cerrar filas y demostrar que somos más que los transportistas, debemos defender nuestro derecho a vivir con menos contaminación y a viajar con seguridad. Además tengamos en cuenta que Arequipa Patrimonio Cultural de la Humanidad merece tener un servicio de transporte A1.





Comentarios

Entradas populares de este blog

“MENELIK” EL GLADIADOR INVENCIBLE